El esquí de fondo, como entreno para otras disciplinas deportivas

Últimamente deportistas que practican otras disciplinas, se decantan hacia el esquí de fondo como deporte alternativo,  y nos piden información sobre el equipo que deben comprarse.

3689_10151102564782680_1041788391_n

Aunque es un deporte todavía minoritario en nuestro país, el esquí de fondo es uno de los deportes más completos que existen, trabaja la mayor parte de los grupos musculares del cuerpo, además de trabajar coordinación y equilibrio.

Es armónico y nada agresivo, por lo cual se aconseja incluso en recuperación de lesiones. La intensidad la da la propia DSC05742persona en función de sus condiciones físicas.

Se trabaja siempre en altura, con lo cual se consigue un muy buen entrenamiento aeróbico y es ideal para conservar la forma durante el invierno.

Antes de realizar la compra de un equipo es necesario saber que existen dos modalidades y que cada una requiere de un equipo específico:

  • Clásico, en la cual el esquí se desliza por el interior de una huella previamente trazada por una máquina. El movimiento es el mismo del paso alterno que hacemos al caminar, pero incorporando unas tablas y unos bastones. Es la modalidad que se aconseja para iniciación.
  • Patinador, es una evolución del estilo clásico. Es un poco más exigente a nivel muscular. El esquí ya no va por la huella, sino que se desliza por una pista previamente compactada, realizando un movimiento similar al que hacemos con los patines de ruedas.

Para empezar se aconseja el estilo clásico.

Para esta modalidad es importante que los esquís dispongan de un sistema de tracción ya que las tablas, al trabajar en paralelo, tienden a irse para atrás.

Esta tracción se consigue de dos formas:

Llevando unas tablas que ya llevan incorporadas de origen unas escamas en su parte central.

O aplicando cera de agarre en la parte central del esquí.

Para iniciación lo más cómodo son los esquís de escamas, ya que prácticamente no necesitan mantenimiento. Es llegar a pistas y esquiar.

Los de ceras requieren un buen conocimiento de la técnica del enceraje, ya que dependiendo del tipo de nieve, temperatura, condiciones atmosféricas, etc., deberemos aplicar distintos tipos de ceras al esquí antes de empezar la actividad. A parte requieren de una buena limpieza y un buen mantenimiento antes y después de esquiar.

Para las botas, si no se tiene demasiada técnica, es mejor utilizar una bota “combi”, que tiene un collarín semi-rígido que protege el tobillo y proporciona mucho más control y estabilidad.

Este sería el equipo básico, en el cual incorporaríamos la fijación, enlace crucial entre el esquí y la bota y por últimos un par de bastones adecuados a la modalidad y a la altura del esquiador.

 405292_10150493940607680_723181738_n

Compártelo:
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *