Tablas de esquí de fondo “Combi”

Muchos de los esquiadores que quieren iniciarse en el esquí de fondo, nos piden tablas Combi para poder realizar las dos técnicas: clásico y patinador.

Son varios los argumentos por los que no aconsejamos este tipo de esquí:

Un esquí Combi tiene la suela lisa, o sea que no lleva ningún sistema de retención para la modalidad de clásico. Por este motivo se tendrá que aplicar cera en la zona del puente, para que agarre en subida.

Sadurni Betriu. Esquí de fondo

Estilo patinador

Si este mismo esquí se utiliza después para patinar, será imprescindible que la suela  quede perfectamente limpia, ya que por poca cantidad de cera que quede, nos va a frenar en el desplazamiento lateral que requiere el skating. Peor será en caso de haber aplicado “Klister” mucho más pegajoso y difícil de quitar. Posiblemente, incluso deberemos lijar la suela, con el consiguiente desgaste rápido de su estructura.

Por el contrario, si tenemos la suela parafinada para patinar, y queremos aplicar la cera de agarre para realizar clásico, deberemos limpiar a conciencia toda la parafina de la zona central. En contrario no conseguiremos que la cera agarre lo suficiente, y a los pocos minutos de subir estaremos sufriendo por irnos las tablas hacia atrás.

Bernat Galceran. Esquí de fondo

Estilo clásico

Después de nuestra experiencia durante años en la venta de tablas Combi,  vimos que no era un esquí adecuado para nuestras pistas, que normalmente tienen desniveles importantes, tanto en subidas como en bajadas y que la nieve está habitualmente transformada.

No daban las prestaciones que requerían ambas disciplinas por separado, y el esquiador no se encontraba cómodo con ellos, ni conseguía realizar la técnica correcta en cualquiera de las dos modalidades.

A esto hay que añadir el problema añadido de la longitud: Un  esquí Combi debería estar entre  la medida aconsejada para patinador y clásico. Con lo cual nos encontrábamos que el esquiador no lograba controlar bien el esquí en la modalidad skating, ya que eran demasiado largos, y tampoco conseguía ganar velocidad en clásico, ya que eran demasiado cortos.

Decidimos dejar de comercializarlos y centrarnos en los de clásico y patinador por separado, ofreciendo dentro de cada categoría todo el abanico de precios y calidades.

El Combi, es apropiado por ejemplo, para los Países Escandinavos, por su orografía llana, y por el tipo de nieve, generalmente nueva, sin transformar.  Además en estos países, habitualmente no practican la modalidad skating.  Utilizan el Combi para clásico, encerando la parte de agarre, obteniendo así un esquí muy estable.

Esquis combi junior Irrintzi esqui de fondo

Esquis combi junior

En el único caso que aconsejamos tablas Combi, por ser un esquí económico y por su construcción muy estable y manejable, es para niños que empiezan a esquiar, que forman parte de un club, en donde se van a iniciar en el mundo del enceraje, y que normalmente los utilizarán para clásico y esporádicamente  para skating.

Compártelo:
Share

Innovadora cera Swix Grip Tape

esqui_de_fondo

Swix Grip tape

Muchos esquiadores de fondo que utilizan esquís de escamas, una vez adquirida buena técnica y control, notan que necesitan sensaciones distintas, sobretodo en terreno llano y bajada: mejor deslizamiento, más velocidad, menos fricción, o incluso menos ruido.

Darían el paso a unos esquís de ceras, pero no se atreven a meterse dentro de este complejo mundo.

Algunos contactan con nosotros para preguntar si existe una alternativa al enceraje convencional.  Y por supuesto, sí existe alternativa: La Cera Swix Grip Tape. Un innovador sistema, limpio y cómodo que crea una zona de agarre en los esquís de clásico.

Se trata de un aplicador que lleva una cinta de Klister Universal. Se presenta en un envase parecido a un dispensador de cinta adhesiva, que contiene 5 mts. de cinta, suficiente para dos pares de esquís. La parte superior del contenedor tiene una tira de papel de lija y también lleva incorporadas las instrucciones de uso.

Se aplica en la zona de agarre empezando en el centro del talón hasta unos 50 cm hacia adelante (la zona de aplicación es considerablemente más corta de lo habitual)

La suela debe estar perfectamente limpia y seca, libre de residuos de ceras o de disolventes. Para ello utilizaremos un disolvente especial para esquís, mejor si es uno libre de aceites, especial para la preparación de la base de los esquís.

Los pasos a seguir son los siguientes:

  • Dejar secar o utilizar secador de pelo para evaporar los restos de disolvente.
  • Utilizar el papel de lija que incorpora la parte superior del contenedor para lijar la zona de aplicación de la cinta.
  • Aplicar la cinta arrastrando el dispensador a ambos lados de la canal y guiándola con el dedo para una aplicación lo más recta posible.
  • Usar la otra parte del dispensador para presionar la cinta sobre la base tratando de eliminar las burbujas de aire o arrugas que hayan podido quedar.
  • Por último quitar el papel protector, tirando con cuidado.
  • Es importante asegurarnos de que los extremos queden bien fijados. Si es necesario volver a frotar estas zonas usando algo de papel protector.
  • El acabado final debe tener la apariencia de una fina capa de Klister perfectamente lisa y recta.
  • Dejar los esquís en frío durante un rato y ya están listos para usar.

    esqui de fondo

    Lijar

esqui de fondo

Aplicar la cinta

esqui_de_fondo

Presionar

esqui_de_fondo

Quitar papel protector

La duración dependerá del tipo de nieve. Sobre nieve no abrasiva, se pueden llegar a esquiar 250 kms. o más, y sobre nieve transformada, puede durar perfectamente hasta cuatro sesiones de esquí.

El rango de temperatura que cubre es muy amplio (Universal). Se obtienen muy buenos resultados sobre nieve antigua, transformada, dura, abrasiva, ofreciendo un excelente agarre y un deslizamiento muy decente. No resulta tan efectiva sobre nieve nueva, recién caída.

Totalmente aconsejable para cualquier esquiador que quiera disfrutar de las sensaciones que ofrece un esquí de ceras, sin depender de todo el proceso que conlleva el enceraje convencional.

No es aconsejable para competición, ya que no ofrece las mismas prestaciones de deslizamiento. Sin embargo el agarre es perfecto, por lo cual es una buena opción para días de entreno o para tenerlo por si acaso en alguna carrera, o marcha de larga distancia, cuando se espere un día con un  amplio rango de temperaturas o con condiciones cambiantes.

349_6_Se puede quitar fácilmente con disolvente y rasqueta o aplicando plancha con calor moderado (50º)

 

Compártelo:
Share

Esquí de fondo: Un deporte, dos estilos

El esquí de fondo o esquí nórdico, es una actividad que nos sirve para recorrer grandes distancias, de una forma rápida y ligera. El esquí de fondo, nos hará disfrutar del deslizamiento no sólo cuando bajemos, sino también sobre terreno llano y en subida, y gracias a él descubriremos durante la época invernal los más rincones más bellos de nuestra geografía cubiertos de nieve.

En el esquí de fondo existen dos pasos diferenciados:  El clásico o alterno y el patinador o “skating”. Estos dos pasos son modalidades distintas de un mismo deporte, de la misma forma que por ejemplo en natación, distinguimos cuatro estilos (crol, braza, espalda y mariposa).

Modalidad clasico

Modalidad clasico

El estilo clásico se denomina así por ser la forma original de desplazamiento sobre unos esquís de fondo. En el estilo clásico el esquiador se desliza sobre las tablas llevándolas siempre en paralelo y realizando un movimiento similar al que se hace al andar, alternando piernas y brazos, y adaptándonos al medio nevado gracias al equipo de esquí.

El impulso se produce tanto por la acción de nuestras piernas como de nuestros brazos. Dentro de este estilo existen diferentes técnicas para progresar dependiendo de la orografía del terreno.

La modalidad de clásico, es la aconsejada para iniciarse en el esquí de fondo ya que es la más parecida a la forma natural del desplazamiento del ser humano. Se progresa mediante un movimiento armónico y fluido en el que estabilidad y equilibrio se van adquiriendo de forma natural.

Modalidad patinador

Modalidad patinador

El estilo patinador nació posteriormente como una evolución del estilo clásico. Su aparición fue debida en gran parte gracias a la mecanización del marcaje de las pistas y a la mejora del material.  Es una técnica moderna derivada del estilo clásico y es llamada también “paso de patinador” por ser similar al movimiento que se realiza al desplazarnos con unos patines de ruedas. Actualmente existen muchos practicantes enganchados a esta técnica, más rápida y dinámica que permite obtener  nuevas sensaciones en el deslizamiento.

El movimiento se consigue patinando, impulsando con las piernas alternativamente y apoyando con los brazos. Esta modalidad la practican principalmente esquiadores expertos que ya dominan la técnica del clásico.

Sin embargo a los deportistas con una buena técnica sobre patines en línea,  les será más fácil aprender la modalidad de skating, ya que patinado sobre ruedas se adquiere el equilibrio que requiere el desplazamiento lateral en la práctica sobre el esquí,

540232_547872775224824_1013432784_nPara comenzar con cualquiera de las dos técnicas, es mejor elegir un terreno con la nieve compactada, llano o con una ligera pendiente, que no sea muy exigente físicamente, para poder progresar adecuadamente con la técnica.

Hoy en día el clásico y el patinador, son estilos totalmente separados, necesitándose material específico para cada uno de ellos.

Por este motivo, en caso de duda sobre qué estilo elegir,  aconsejamos alquilar el equipo para probar y una vez elegido ponerse en manos de los profesionales de una tienda especializada en esquí de fondo para asesoramiento sobre qué equipo es el más adecuado.

Compártelo:
Share

Historia del esquí de fondo

Esquí de fondoEl esquí de fondo es la modalidad más antigua de los llamados deportes blancos.

Del esquí de fondo o esquí nórdico, derivan las diferentes modalidades de esquí que conocemos hoy en día, por lo tanto fue el primero en su origen, convirtiéndose en un deporte muy popular en el norte de Europa, mucho antes del esquí alpino.

Su historia se remonta hace 5000 años. Sus raíces están en Noruega y en Rusia, en dónde el esquí de fondo constituía la forma de desplazarse de un lugar a otro durante los largos y duros inviernos y también era utilizado como medio de transporte y para cazar.

Se sabe que ya en el siglo X, los vikingos se desplazaban habitualmente sobre esquís  y fueron estos quienes en sus conquistas y campañas difundieron el uso de los esquís por distintas tierras de Europa.

Entonces no se diferenciaban las distintas modalidades de esquí y eran utilizadas según las diferentes exigencias del terreno: llano, ascendente o descendente.

La Primera Guerra Mundial sirvió para desarrollar el esquí, gracias a las tropas especiales de esquiadores que extendieron el conocimiento de la técnica.

Holmenkollen

Holmenkollen

Noruega fue el país pionero en las competiciones de esquí de fondo, Las primeras carreras fueron celebradas en 1879 y para 1892 ya había alguna de consolidada como la famosa Holmenkollen.

Durante el siglo XIX esquiar se convirtió en deporte. En invierno de 1924 el esquí de fondo pasó a formar parte de los Juegos Olímpicos.

El verdadero boom del esquí de fondo se desarrolló a finales de los años 60, cuando de los Países Nórdicos saltó hacia el sur de Europa. En Italia, a finales de la década, se convirtió en deporte de masas gracias a los éxitos conseguidos por varios corredores italianos de la época.

Pere Matamales - esqui de fondoHoy en día el esquí de fondo es una disciplina perfectamente consolidada y conocida por la mayoría, que cada vez gana más adeptos en nuestro país.

Compártelo:
Share

El esquí de fondo como alternativa a los deportes de verano

Se ha acabado el buen tiempo, y queda poco para meternos de lleno en la época invernal. Durante el verano y el otoño hemos realizado nuestros entrenamientos regularmente, e incluso hemos participado en alguna competición. Y ahora que estábamos disfrutando con las actividades estivales se nos echa encima el invierno con lo cual nuestra rutina veraniega puede verse truncada, sobre todo en las salidas largas que realizamos los fines de semana, ya sea pie o en bicicleta. Por este motivo es interesante probar a entrenar con deportes en la nieve.

Esquí de fondoLa mejor alternativa que podemos encontrar a las actividades veraniegas, es el esquí de fondo o esquí nórdico, que además complementa perfectamente con las disciplinas practicadas durante el verano.

El esqui de fondo es un ejercicio aeróbico que consiste en deslizarnos por la nieve sobre superficies con poca pendiente. En su práctica se utilizan brazos y piernas con un requerimiento físico similar, moviendo además todos los grandes grupos musculares del cuerpo.

El esqui de fondo ofrece numerosas ventajas frente a otras modalidades de esquí:

  • Se puede empezar en un circuito llano, despacio y a nuestro aire. Es aconsejable comenzar con la modalidad de clásico, para más adelante progresar hacia el estilo patinador.
    Para evitar desde un inicio coger malos hábitos y para progresar rápidamente en el aprendizaje, es recomendable al principio contratar alguna clase con un monitor.
  • El esquí de fondo, es un deporte con un nivel de impacto mínimo, a diferencia de correr o andar, por lo tanto no castiga las articulaciones. El cuerpo trabaja armónicamente, sin tensiones, y al ritmo que nosotros decidimos, lo cual posiciona a este deporte como un deporte poco agresivo.
  • El riesgo de lesiones es muy inferior al del esquí alpino por la escasa inclinación de las pendientes, las bajas velocidades que se alcanzan y por la libertad de movimiento del pie, que sólo va sujeto a la fijación por la puntera.
  • El esquí de fondo se realiza en bosques, caminos y explanadas alejadas de las típicas aglomeraciones de las pistas de esquí alpino, en busca de espacios naturales poco transitados. A la ventaja de respirar aire puro de la montaña se le añade el beneficio de practicarse en una altitud considerable.

DSC00016Otra cosa muy positiva, que nos aportará este deporte, es el cambio del entorno. Es un relax muy importante para la mente, poder rodearse de un paisaje nevado, del silencio, del aire frío, de las montañas…es una manera magnifica de  recargar las pilas, y desconectar del día a día.

Compártelo:
Share