10 razones para practicar el esquí de fondo

pista de esquí de fondo patinador y cláscio modalidades de esquí de fondo

Nòrdic Esport os expone hoy las 10 mejores razones para practicar esquí de fondo.

No es necesario ser un esquiador competitivo para experimentar los beneficios de este deporte. El esquí de fondo es una gran manera de disfrutar del invierno para personas de todas las edades y habilidades y es una de las mejoras formas de ejercitar el sistema cardiovascular. No es agresivo para las articulaciones y lo más importante: es divertido. Os animamos a todos a probar esta modalidad de esquí: Sal, diviértete y disfruta del invierno en nuestras pistas de esquí de fondo.

Las 10 razones:

  1.  El esquí de fondo es plenamente reconocido en el campo de la fisiología del ejercicio como el mejor ejercicio cardiovascular conocido.
  2. En el esquí de fondo utilizamos un gran porcentaje de nuestra masa muscular, por lo cual es más eficiente y eficaz que realizar actividades en las que se utilizan sólo piernas o sólo brazos.
  3. Es una actividad de bajo impacto por lo que reduce la carga sobre las articulaciones. Esto es particularmente importante para las personas con artritis, problemas en articulaciones o en determinadas lesiones.
  4. Deslizándonos sobre superficies irregulares incrementamos el “sentido kinestésico,” en otras palabras, la capacidad del cuerpo para percibir su ubicación en el espacio.
  5. El cambio de peso en la modalidad de patinador y las técnicas de deslizamiento en diagonal sobre la nieve, incrementan el sentido del equilibrio, y el equilibrio es muy importante para realizar cualquier deporte y especialmente a media que envejecemos, para prevenir caídas.
  6. El esquí de fondo aumenta la capacidad del corazón para bombear la sangre y aumenta su capacidad de transportar oxígeno o dicho de otro modo, aumenta la resistencia cardiovascular .
  7. Mejora la agudeza visual, que es la capacidad de detectar cambios en el terreno y en la nieve en cualquier condición de luz.
  8. El esquí de fondo despierta los sentidos, y mejora la autoestima y la confianza. Disfrutando de un buen día de esquí nos sentiremos más saludables, más felices y más fortalecidos gracias al aumento del flujo sanguíneo.
  9. El esquí de fondo ayuda a cultivar el aprecio por nuestro entorno y medio ambiente. Deslizarnos por una pista nevada en pleno invierno nos permite valorar, apreciar y disfrutar la naturaleza invernal.
  10. El esquí de fondo permite esquiar con los amigos y la familia lo cual es una gran oportunidad para crear lazos de unión que hacen unas amistades y relaciones más fuertes. Esto reduce el estrés y proporciona una oportunidad para volver a cargar pilas.

esquí de fondo¿Os hemos convencido? Pues nos vemos en las pistas !!!

Compártelo:
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *