Cómo vestirnos para practicar esquí de fondo

esquí de fondoAlgunos principiantes cometen el error de abrigarse demasiado para practicar esquí de fondo, y a menudo vemos en las pistas esquiadores equipados con una vestimenta más apropiada para practicar esquí alpino, con chaquetas y pantalones sumamente gruesos, que resultan incómodos por restar movilidad al practicante además de dar un calor excesivo.

En el esquí de fondo estamos siempre en movimiento, no hay momentos de inactividad  (como cuando se cogen los remontes en esquí alpino), por lo cual no es necesario abrigarse en exceso. Lo ideal es llevar una vestimenta ligera que nos permita la máxima movilidad.

esquí de fondoLa elección de una prenda u otra es personal,  pero es importante observar los siguientes detalles antes de tomar una decisión:

 

 

 

  • Deben permitir toda clase de movimientos por lo cual es mejor que sean prendas ligeras y elásticas.
  • Deben ser absorbentes y transpirables. Notar la diferencia de concepto entre absorbente y transpirable: Si son sólo transpirables no evacuarían todo el líquido producido por nuestro cuerpo.
  • Deben ser térmicas. Una prenda térmica no significa que genere calor por si misma, sino que una prenda térmica es la que tiene la propiedad de guardar el calor que genera nuestro propio cuerpo.
  • La chaqueta o tercera capa es interesante que lleve cremallera entera,  para permitir una mejor regulación térmica, al poder abrir del todo la cremallera, y también facilitar el sacar y ponerla con facilidad.
  • Si vamos a utilizar pantalón en lugar de malla, mejor que sea elástico.
  • El cuello debe proteger sin molestar ni apretar demasiado. No es necesario llevar prendas con un cuello muy alto y grueso.

 Y por último tener en cuenta que dos o tres prendas finas mejor que sólo una gruesa.

esquí de fondoSi somos practicantes de varias disciplinas deportivas, podemos utilizar la misma ropa que llevamos para ciclismo, para running o para senderismo invernal.

 

 

Un equipo podría constar de:

Parte superior:

  1. Camiseta interior térmica, absorbente y transpirable. No usar camiseta interior de algodón, que retiene el sudor, y podía enfriarse el cuerpo en pocos minutos de inactividad.
  2. Una prenda intermedia ligera y transpirable, con media cremallera.
  3. Chaqueta cortavientos exterior, para protegernos del aire y de la humedad exterior. Debe ser poco gruesa, ligera y que sea cómoda de guardar, por si en algún momento tenemos demasiado calor.

Parte inferior:

  1. Mallas largas pechadas, pantalón elástico o peto (pantalón de cintura alta con tirantes)
  2. Calcetín no demasiado grueso de secado rápido
Esquí de fondo

Selección de material para esquí de fondo

Complementos:

  1. Guantes no demasiado gruesos, que permitan un buen agarre del bastón
  2. Gorro transpirable, que se adapte perfectamente a la cabeza. Recomendamos los elásticos con la parte frontal en cortavientos.
  3. Braga o Buff para protegernos cuello y cara (boca y nariz en caso de mucho frio o viento)
  4. Gafas de sol homologadas con filtro de rayos solares alto.
  5. Riñonera grande, ideal las que llevan el botellero incorporado, o un pequeña mochila que permita guardar alguna bebida, comida energética y ropa en caso de tener que sacar o poner dependiendo de la temperatura. No llevar mochilas demasiado grandes, ya que son incómodas por su peso y por restar movilidad.
esquí de fondo

Corredor equipado con mono específico para esquí de fondo

En competición se utiliza un mono, que puede ser de una pieza entera o de dos piezas, generalmente confeccionado en tejido bi-elástico con protección térmica en las zonas susceptibles de enfriamiento. Algunos esquiadores avanzados también prefiere este tipo de prenda.

Para más información sobre la indumentaria recomendada para el esquí de fondo ver la “teoría de las tres capas”.

 

 

 

Compártelo:
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *