Lorpen: calcetines para esquí de fondo

Calcetines para esquí de fondoUna de las marcas que nos ha acompañado en nuestra trayectoria es Lorpen. Esta marca de calcetínes técnicos nació en 1998 en Etxalar, un pequeño pueblo de Navarra, ha ido avanzando con paso firme hasta realizar una expansión global que les ha llevado a convertirse en una referencia en el mercado mundial de calcetines técnicos.

Actualmente está presente en más de 60 paises y en 2015 fue comprada por el grupo Ternua Group pasando a tener su sede en Mondragón, País Vasco.

Lorpen es una de las pocas marcas que apuesta por fabricar calcetines específicos para esquí de fondo. La colección Otoño Invierno 2015-16 precisamente se caracteriza por presentar nuevos diseños para esta disciplina dentro de sus tecnologías exclusivas T2 y T3.

Calcetines para esquí de fondoLa tecnología T2 mezcla y complementa los beneficios principales de la lana merino (suavidad, calor natural, anti-olor y gestión del sudor) con la innovadora combinacion de fibras incluida en el Thermocool®, material ligero con propiedades termo-reguladoras. Diseñado para proteger al esquiador de fondo de cambios de temperatura, ayuda a prevenir el enfriamiento post-ejercicio permitiendo evaporar la humedad excesiva.

Calcetines para esquí de fondoEn los modelos T3, Lorpen lleva la tecnología de tejido por capas al  más alto nivel, ofreciendo un producto con unas prestaciones únicas para clima frío y en gestión de humedad.

Dentro de la tecnología T3 destacamos las principales características:

  • Empeine de malla transpirable en la parte superior del pie lo que aumenta el nivel de transpiración y asegura un mejor secado y regulación de temperatura.
  • T3 Tela de araña que mantiene el calcetín perfectamente alineado en el pie sin que se deslice o se gire, eliminando relieves y arrugas.
  • Nueva envoltura aislante en la zona de los dedos y la parte inferior del pie (las más sensibles al frío). Con la adición de Primaloft ® combinado con Lana Merino en estas zonas críticas, se incrementa la capacidad calórica del calcetín.
  • Anti ampollas y más duradero: en las zonas de fricción acolchadas, el Primaloft ® interior mejora la protección anti ampollas por su mayor coeficiente de fricción respecto al Merino solo. Combinado con Nylon exterior se garantiza una mayor resistencia y durabilidad.

Calcetines para esquí de fondo Siguiendo con las novedades, la marca ha lanzado un modelo específico para esquí de montaña: el T3 Ski Mountaineering (S3SM), con tecnología T3, para satisfacer a los esquiadores de montaña más técnicos y exigentes. Se trata de un tipo de calcetín que ofrece un excelente equilibrio entre aislamiento térmico y gestión de la humedad durante toda la actividad y que ha surgido del desarrollo del conocido modelo S3NC de esquí de fondo. La construcción es la misma, la única diferencia es la longitud del calcetín, este último adecuado para las botas de esquí de montaña.

Digno de mención para esta temporada, aunque no sea específico de esquí de fondo, es el nuevo calcetín T3+ Inferno Expedition Polartec®  (TEPEX). TEPEX es el nuevo diseño de calcetín más avanzado del mundo que reemplaza al exitoso TEPAP.  Con un nuevo diseño, y un rendimiento mejorado, este modelo ha sido testado por encima de los 8.000 metros de altura. Lorpen ha creado un nuevo calcetín T3+, convirtiendo los tejidos más finos de Polartec® en calcetín técnico y el resultado es el  T3+ Superlight Race (SPS), fruto de la colaboración del departamento de I+D con monitores de esquí.

Desde Nòrdic Esport hacemos hincapié en la importancia de utilizar un buen calcetín técnico para disfrutar plenamente de cualquier actividad deportiva.

Calcetines para esquí de fondo

 

Compártelo:
Share

Guardar las botas de esquí de fondo al final de temporada

Botas esquí de fondoCon las temperaturas por las nubes y sin previsiones de nuevas nevadas, parece que ya estamos ante el fin de otra temporada de nieve.

Llega el momento de guardar nuestro equipo de fondo: Esquís, botas, bastones…

Tal como hemos comentado en alguna anterior entrada, es importante acondicionar los esquís antes de guardarlos, limpios y con su baño de parafina.

Pero,  ¿y las botas? No nos olvidemos de ellas, ya que forman una parte importante de nuestro equipo de esquí de fondo, y nuestros pies agradecerán encontrarlas la siguiente temporada en perfectas condiciones.

Recordar que disfrutar o no de una jornada de esquí de fondo depende en gran manera de lo cómodos que nos sintamos con nuestras botas.

Antes de guardar, es importante limpiar con un paño húmedo toda la zona exterior, incluyendo la suela y sacar y lavar las plantillas interiores. Mientras aprovechar para ventilar bien.Botas esquí de fondo

Una vez secas, volver a colocar las plantillas. Prestar atención en que queden perfectamente lisas y en su sitio. No hay nada que de más rabia que cuando vayamos a calzarlas la próxima temporada, nos encontrarnos con alguna incómoda arruga que nos lastime el pie.

Es importante que antes de guardar las botas estén perfectamente secas, ya que la humedad origina moho y malos olores.

Es recomendable recolocar la lengüeta y abrochar los cordones (sin apretar demasiado)  para que no se deformen.

Una buena opción es rellenarlas con papel de periódico. De esta forma conseguiremos paliar las deformaciones que habrán originado su uso durante la temporada.

 Guardar en un lugar seco, protegidas del polvo. Podemos guardarlas dentro de la misma bolsa porta-botas y tenemos la opción de incorporar algunas bola antibacterianas, que actúan como desinfectantes.

Botas esquí de fondoSi seguimos estos consejos al guardar las botas de esquí de fondo, tendremos la seguridad de encontrarlas en perfectas condiciones el primer día de esquí de la próxima temporada.

Compártelo:
Share

Cómo vestirnos para practicar esquí de fondo

esquí de fondoAlgunos principiantes cometen el error de abrigarse demasiado para practicar esquí de fondo, y a menudo vemos en las pistas esquiadores equipados con una vestimenta más apropiada para practicar esquí alpino, con chaquetas y pantalones sumamente gruesos, que resultan incómodos por restar movilidad al practicante además de dar un calor excesivo.

En el esquí de fondo estamos siempre en movimiento, no hay momentos de inactividad  (como cuando se cogen los remontes en esquí alpino), por lo cual no es necesario abrigarse en exceso. Lo ideal es llevar una vestimenta ligera que nos permita la máxima movilidad.

esquí de fondoLa elección de una prenda u otra es personal,  pero es importante observar los siguientes detalles antes de tomar una decisión:

 

 

 

  • Deben permitir toda clase de movimientos por lo cual es mejor que sean prendas ligeras y elásticas.
  • Deben ser absorbentes y transpirables. Notar la diferencia de concepto entre absorbente y transpirable: Si son sólo transpirables no evacuarían todo el líquido producido por nuestro cuerpo.
  • Deben ser térmicas. Una prenda térmica no significa que genere calor por si misma, sino que una prenda térmica es la que tiene la propiedad de guardar el calor que genera nuestro propio cuerpo.
  • La chaqueta o tercera capa es interesante que lleve cremallera entera,  para permitir una mejor regulación térmica, al poder abrir del todo la cremallera, y también facilitar el sacar y ponerla con facilidad.
  • Si vamos a utilizar pantalón en lugar de malla, mejor que sea elástico.
  • El cuello debe proteger sin molestar ni apretar demasiado. No es necesario llevar prendas con un cuello muy alto y grueso.

 Y por último tener en cuenta que dos o tres prendas finas mejor que sólo una gruesa.

esquí de fondoSi somos practicantes de varias disciplinas deportivas, podemos utilizar la misma ropa que llevamos para ciclismo, para running o para senderismo invernal.

 

 

Un equipo podría constar de:

Parte superior:

  1. Camiseta interior térmica, absorbente y transpirable. No usar camiseta interior de algodón, que retiene el sudor, y podía enfriarse el cuerpo en pocos minutos de inactividad.
  2. Una prenda intermedia ligera y transpirable, con media cremallera.
  3. Chaqueta cortavientos exterior, para protegernos del aire y de la humedad exterior. Debe ser poco gruesa, ligera y que sea cómoda de guardar, por si en algún momento tenemos demasiado calor.

Parte inferior:

  1. Mallas largas pechadas, pantalón elástico o peto (pantalón de cintura alta con tirantes)
  2. Calcetín no demasiado grueso de secado rápido
Esquí de fondo

Selección de material para esquí de fondo

Complementos:

  1. Guantes no demasiado gruesos, que permitan un buen agarre del bastón
  2. Gorro transpirable, que se adapte perfectamente a la cabeza. Recomendamos los elásticos con la parte frontal en cortavientos.
  3. Braga o Buff para protegernos cuello y cara (boca y nariz en caso de mucho frio o viento)
  4. Gafas de sol homologadas con filtro de rayos solares alto.
  5. Riñonera grande, ideal las que llevan el botellero incorporado, o un pequeña mochila que permita guardar alguna bebida, comida energética y ropa en caso de tener que sacar o poner dependiendo de la temperatura. No llevar mochilas demasiado grandes, ya que son incómodas por su peso y por restar movilidad.
esquí de fondo

Corredor equipado con mono específico para esquí de fondo

En competición se utiliza un mono, que puede ser de una pieza entera o de dos piezas, generalmente confeccionado en tejido bi-elástico con protección térmica en las zonas susceptibles de enfriamiento. Algunos esquiadores avanzados también prefiere este tipo de prenda.

Para más información sobre la indumentaria recomendada para el esquí de fondo ver la “teoría de las tres capas”.

 

 

 

Compártelo:
Share

La teoría de las tres capas aplicada al esquí de fondo.

Vestimenta para esquí de fondoPara cualquier actividad aeróbica de invierno realizada en un medio natural,  debemos elegir una vestimenta que mantenga nuestro cuerpo seco evitando tanto la condensación de nuestro sudor como que la lluvia y la nieve nos cale, además de estar abrigados para combatir las bajas temperaturas. Como vestirnos para el esquí de fondo

Es aquí donde surge la teoría de las tres capas, en la que con solamente la combinación de tres prendas de ropa crearemos un pequeño microclima para proteger nuestro cuerpo de las inclemencias meteorológicas y de nuestro sudor, y así evitar sentirnos incómodos. El fin de esta teoría es protegernos del tiempo exterior y mantener nuestra temperatura corporal estable y es la que aplicaremos para equiparnos para practicar esquí de fondo.

www.nordicesport.comDebemos tener en cuenta que el esquí de fondo es un ejercicio aeróbico, en el cual se movilizan grandes grupos musculares. Trabajamos con todo el cuerpo, movemos piernas y brazos. De esta manera nuestro cuerpo genera calor y por este motivo no es recomendable abrigarse en exceso.  Tampoco hay tiempos de inactividad total, por cual no le damos tiempo al cuerpo a enfriarse.

 

TEORIA DE LAS TRES CAPAS

PRIMERA CAPA (funcional) También llamada capa interior o segunda piel, es la que está  en contacto directo con el cuerpo. Es de tacto agradable y ofrece una barrera aislante que mantiene el calor corporal alejando de la piel la humedad generada por la transpiración consiguiendo en todo momento que tengamos una sensación de calor  evitando que nos quedemos fríos.  Su principal función es alejar nuestro sudor de la piel. Para ello se utilizan materiales no absorbentes compuestos por fibras sintéticas, naturales o una combinación de ambas, que dejen pasar todo el sudor producido por nuestro cuerpo. Las fibras sintéticas secan mucho más rápido, y las naturales por lo general, son mejores absorbentes, por lo cual notaremos más la sensación de humedad . La elección de una u otra dependerá del gusto particular de cada uno.

Primera capa en esquí de fondoAlgunas prendas incorporan hilo de plata u otro componente que evita la acumulación de bacterias que generan malos olores, además de funcionar como un buen regulador térmico.

En esta capa debemos evitar las camisetas de algodón que se empapan con facilidad (pueden absorber cuatro veces su peso en agua) y que tardan mucho tiempo en secarse.

Se recomiendan prendas lo más ajustadas posibles al cuerpo pero sin apretarnos, para evitar que penetre el aire entre ellas y nuestro cuerpo, y a la vez permitirnos realizar movimientos sin dificultad. No es necesario que sean de cuello alto, ya que en un momento dado podría llegar a molestarnos.

Dentro de esta categoría estarían:

  • Camisetas interiores.
  • Mallas interiores.
  • Guantes térmicos.

-SEGUNDA CAPA (aislante)

Segunda capa para esquí de fondoLa función de la segunda capa es aislarnos térmicamente. Estas prendas no nos calientan de manera directa, su misión es retener el calor que genera el cuerpo e impedir su enfriamiento, favoreciendo al mismo tiempo la evacuación del sudor. Utilizan fibras huecas tejidas de manera que almacenan el calor generado por nuestro cuerpo.

La idea es utilizar materiales que aun estando mojados consigan mantener sus propiedades aislantes  y transpirables intactas. En el mercado existe gran variedad de fibras sintéticas y naturales que realizan esta función. Al igual que en la capa interior, las fibras sintéticas tienen a su favor que son menos absorbentes facilitando una mejor transpiración, además de secar más rápidamente. Las fibras naturales sólo tienen como ventaja que retienen más el calor. Hoy en día algunas marcas mezclan fibras naturales con fibras sintéticas para mejorar sus propiedades.

Estas prendas acostumbran a ser suaves y agradables al tacto. Nuestra recomendación para esquí de fondo es utilizar un gramaje medio-bajo, que nos permita realizar la actividad aeróbica. Es adecuado que las prendas lleven cuello alto o medio cuello.

Dentro de la segunda capa estarían:

  • Forros polares finos o de gramaje medio.
  • Prendas en tejidos elásticos  con buena gestión de la humedad.

-TERCERA CAPA (Protección)

Tercera capa en esquí de fondoSu función es evitar que penetre la humedad exterior y protegernos del aire, a la vez que permita la evacuación del sudor que las dos capas anteriores han transportado hacia el exterior.

Para el esquí de fondo esta última capa debe ser lo más transpirable posible, para que sea capaz de expulsar rápido toda la humedad generada por nuestro cuerpo y evitar así que el sudor empape nuestra ropa y nos cause incomodidad o que nos quedemos fríos.

Las prendas confeccionadas totalmente con membranas como el Gore-Tex o Windstopper, son poco transpirables y utilizadas en temperaturas altas no alcanzan a evacuar todo el sudor generado. Son adecuadas para realizar la actividad en temperaturas muy bajas, o en condiciones de viento, nieve o lluvia.

Lo ideal para este tercera capa es que combine la membrana impermeable o corta-vientos con tejidos más transpirables y elásticos en las zona en las cuales se genera más transpiración. Las prendas con mejores prestaciones para el esquí de fondo son las microfibras: confortables, ligeras, cortavientos, y muy transpirables.

En esta capa podemos encontrar las siguientes prendas:

  • Chaquetas cortavientos.
  • Chalecos cortavientos.
  • Mallas elásticas finas o perchadas.
  • Pantalones elásticos.
  • Gorros elásticos finos o perchados.
  • Guantes no muy gruesos. Pueden ser con tejido térmico o membrana cortavientos.

Equipación para practicar esquí de fondoEn definitiva, la idea que se persigue con esta teoría es poseer tres prendas de ropa únicamente, cada una con una función muy bien definida, pudiendo combinarlas según las circunstancias meteorológicas en las que nos encontremos. Por ejemplo, en un día soleado utilizaríamos solamente la primera capa. Si comenzara a refrescar pero no corriera viento nos abrigaríamos con la segunda capa. Si por el contrario comienza a llover pero la temperatura es agradable sólo tendríamos que colocarnos encima la tercera capa, dejando la segunda en la mochila. Si las condiciones se vuelven muy adversas, utilizaríamos las tres capas al mismo tiempo. Debemos tener en cuenta que en las  tres capas podemos encontrar prendas de distintos grosores, y que deberemos elegir según las temperaturas y la intensidad de la actividad.

Compártelo:
Share

Como conservar las botas de esqui de fondo

Bota y tabla esquí de fondo

Bota de esquí de fondo – modalidad clásico

Un gran número de esquiadores, y especialmente los principiantes, subestiman a menudo la importancia de las botas. Sin embargo, la bota es la conexión entre los pies y los esquís, por ello constituye un elemento muy importante del equipo. La elección de un par de botas según la técnica y nivel es primordial. También es fundamental elegirlas que se adapten a la morfología del pie de cada uno.

Y no menos importante es realizar un mantenimiento  para conservarlas en perfectas condiciones de higiene y mantenerlas impecables durante años. En esta entrada queremos dar unas normas básicas para conservar las botas de esqui de fondo.

Las botas de esqui de fondo, están fabricadas en plástico más o menos rígido con un forro interior más o menos confortable, dependiendo del fabricante y el modelo. Algunos modelos incluso pueden llevar un botín interior, extraíble, confeccionado en neopreno o tejido similar que contribuye al confort, la limpieza y durabilidad del producto.

Es importante tener en cuenta que la mayoría de modelos no llevan membrana, por lo cual no resultan 100% impermeables.

405292_10150493940607680_723181738_nDespués de unas horas de esquí las botas cogen humedad, e incluso, dependiendo del tipo de nieve o de la climatología, notaremos el interior  empapado, debido a las precipitaciones de agua o nieve o, al propio sudor.

Es  importante realizar la operación de secado lo antes posible para evitar que las botas cojan moho y malos olores debido a la humedad.

Para un buen mantenimiento, después de esquiar, al llegar a casa, lo primero que haremos será  limpiar con un paño húmedo la parte exterior de la bota, incluyendo la suela. Soltaremos los cordones, abriremos al máximo el botín para que se ventile y dejaremos secar a temperatura ambiente. Así evitamos el desarrollo de bacterias, malos olores y el envejecimiento prematuro  y obtendremos una duración larga de nuestras botas.

Una opción para secado rápido es dejar las botas cerca de una fuente de calor, como estufa o radiador, teniendo en cuenta siempre de no acercarlas demasiado, ya que el material podría no aguantar. Otra opción sería utilizar un secador de pelo, a baja temperatura. Atención!!! prohibido hornos, microondas… Tampoco es aconsejable secarlas directamente al sol.

Si las botas están muy empapadas una buen opción es arrugar papel de periódico y rellenar el interior de la bota con el mismo.  Es importante empujarlo hacia abajo, hasta la zona de los dedos y rellenar hasta la caña. Dejar el periódico dentro entre 12 y 24 horas, a temperatura ambiente para que el papel empape la humedad.

Bota esquí de fondo

Partes de una bota de esquí de fondo – modalidad skating

Las plantillas interiores tienen que ser limpiadas regularmente. Sacarlas previamente de la bota y lavarlas a mano o en lavadora utilizando agua tibia.

Si están muy deterioradas o arrugadas, con la consiguiente incomodidad que esto origina, deberemos cambiarlas.

Los cordones pueden deteriorarse con el tiempo y uso y deben ser reemplazados si es necesario.

En cualquier tienda especializada en esquí de fondo encontraremos todo tipo de recambios para las botas, incluidas plantillas y cordones.

Compártelo:
Share