Consejos para elegir un buen calzado de Nordic Walking

Nordic Walking_Marcha nórdica

En una entrada anterior comentábamos cual era el calzado ideal para practicar Nordic Walking en verano.

Hoy os queremos ofrecer algunos consejos prácticos a la hora de elegir este calzado.

 

 

  • La punta de la zapatilla no debe presionar los dedos del pie y debe permitir que el movimiento producido al andar no dificulte el riego sanguíneo y confort de los dedos.
  • No es conveniente que vaya demasiado holgada, ya que nos puede producir rozaduras e incluso ampollas, el mayor enemigo del caminante.
  • Es necesario probarse las dos zapatillas, izquierda y derecha, ya que es habitual que se tenga un pie más largo que el otro y aunque la diferencia suele ser poca (medio número supone una diferencia de 4 mm. de longitud), a veces esto nos condicionara en la elección de la talla. Una zapatilla de una talla inadecuada puede llegar a producir incomodidad e incluso lesiones
  • Es recomendable probar el calzado subiendo y bajando por una rampa, ya que el comportamiento de una zapatilla en terreno llano es muy distinto del que vamos a encontrar en nuestras salidas, donde los desniveles serán habituales. De esta forma, el pie se desplazará de forma natural y podremos detectar la holgura y las posibles futuras molestias.
  • Utilizar, al probar las zapatillas, el mismo tipo de calcetín que usaremos en nuestras salidas. Hay que tener en cuenta que un buen calcetín es primordial para conseguir un máximo rendimiento del calzado.

Nordic_Walking_Marcha_nórdica

  • Prestar especial atención a la suela. La ideal es la fabricada en poliuretano de doble densidad, que aumenta la absorción de los impactos y la durabilidad del calzado. Dependiendo del  grabado tendremos más o menos adherencia. El diseño de las más técnicas está concebido para que en bajadas el talón retenga la zapatilla y no patine, mientras que en ascensiones consiga mejor adherencia.
  • A no ser que tengamos alguna lesión de tobillo o rodilla, mejor escoger zapatillas de caña baja.

Nordic_Walking_Marcha_nórdica.

Y recordar que para comprar el calzado lo mejor es ir a una tienda especializada, dónde nos puedan aconsejar y poder tomarnos el tiempo que nos haga falta para probar y decidir el calzado más adecuado y con el que nos sentimos más cómodos.

Compártelo:
Share

Qué calzado debo llevar para la práctica del nordic walking en verano

 

Nordic Walking - Marcha nórdicaEl calzado es una de las partes más importantes de nuestro equipo. De él depende el goce y disfrute de una caminata, ya sea sobre terreno llano o por montaña. Debe proporcionar comodidad, seguridad y una resistencia óptima que nos garantice completar el itinerario sin problemas.

Muchos principiantes no son verdaderamente conscientes de lo que la una salida en marcha nórdica exige a nuestros pies. Sobre todo ahora, con el buen tiempo y el calor, es fundamental escoger correctamente el calzado entre la enorme variedad de modelos que existen en el mercado.

El calzado que vale para todo no existe,  por lo que la actividad que vayamos a realizar junto con el tipo de terreno por el que nos vamos a mover y la época del año en la que haremos esa actividad son los factores principales que hay que tener en cuenta para elegir nuestro calzado. Incluso es recomendable adquirir un par de zapatillas deportivas diferentes para cada condición climática: las de verano y las de invierno.

Estas son las características a tener en cuenta para la elección del calzado adecuado a nuestras necesidades:

 LA SUELA

Nordic walking - marcha nórdicaUna correcta elección es de vital importancia. La suela debe ser siempre antideslizante y con tacos, nunca lisa. Las prestaciones más importantes deben ser un gran agarre y una buena resistencia a la abrasión. Si bien no notaremos tanto la diferencia en terrenos fáciles y llanos, si realizamos rutas por senderos más técnicos y empinados apreciaremos claramente la diferencia entre una buena suela y otra mediocre.

Normalmente el caucho y el poliuretano son los materiales más utilizados. Según el material y el diseño del grabado, tendremos mayor o menor adherencia.

Otro aspecto a tener en cuenta es el reparto de las distintas densidades de la suela, principalmente del talón, pues nos ayudará a amortiguar los impactos de choque de nuestro pie contra el terreno. Es importante escoger un calzado con una buena amortiguación para proteger nuestras articulaciones.

La suela para la práctica del Nordic Walking debe ser blanda para que no presente mucha oposición a la torsión, o semi-rígida, para se adapte a la forma de nuestro pie en cada paso.

Debemos tener en cuenta que las suelas envejecen y se desgastan con el paso del tiempo, la acción del frío, el calor, la oxidación y los rayos UV. El resultado será un endurecimiento del material, y un alisamiento de la suela que provocará la pérdida de adherencia. 

LA ZONA SUPERIOR

Aunque le damos mucha importancia, ya que es lo primero que vemos en una zapatilla de deporte, y el look es una de los factores que nos condicionan a la hora de elegir el calzado, no interfiere ni en la estabilidad ni en la amortiguación. Su función es simplemente la de envolver el pie y dependiendo de los materiales con los que  esté confeccionado será más o menos transpirable o impermeable. El tejido ideal para verano es una malla en nylon (Mesh) transpirable y ligera, con una buena resistencia a los desgarros. 

Nordic Walking - Marcha nórdicaEn esta parte encontraremos la lengüeta que protege el pie de la presión de los cordones. Estos deben permitir un buen ajuste, no deben ser demasiado largos (se pueden cortar) y deben estar confeccionados con un material que no sea resbaladizo, para que el nudo y la lazada aguanten durante el uso. Actualmente algunas marcas han patentado su propio sistema de  bloqueo del cordón, que consigue un gran ajuste durante todo el tiempo que realizamos la actividad. 

LA CAÑA:

Es la altura de la pierna hasta donde llega el calzado. Puede ser baja, media o alta.

Para practicar nordic walking, lo ideal es utilizar calzado de caña baja, que permite una buena movilización del pie al andar.

Nordic Walking - Marcha nórdicaUtilizaremos una zapatilla de media caña y suela semi-rígida cuando la ruta de sea complicada, en media  montaña, o  si vamos a andar por zona pedregosa, ya que proporciona mayor protección para pies y tobillos.

EN RESUMEN

El calzado ideal para verano  no es necesario que sea impermeable, pero sí debe contar con una buena capacidad de transpiración, sino nuestros pies quedarán húmedos por nuestro sudor e incluso el agua que haya podido entrar en ellos. Las consecuencias serán enfriamiento y mala termorregulación corporal, así como un caldo de cultivo para rozaduras, ampollas y hongos en los casos más extremos. para una buena ventilación y evacuación del sudor lo ideal es que su parte superior esté confeccionada por una rejilla transpirable que facilite la ventilación y evacuación del sudor.

Debe ser ligero, la suela debe ser poco rígida pero muy importante que sea antideslizante, y la caña baja.

Siguiendo estos consejos vamos a disfrutar de nuestras caminatas de marcha nórdica con toda seguridad, dejando que nuestros pies nos lleven sin apenas sentirlos.

Nordic Walking - Marcha nórdica

Compártelo:
Share

Guardar las botas de esquí de fondo al final de temporada

Botas esquí de fondoCon las temperaturas por las nubes y sin previsiones de nuevas nevadas, parece que ya estamos ante el fin de otra temporada de nieve.

Llega el momento de guardar nuestro equipo de fondo: Esquís, botas, bastones…

Tal como hemos comentado en alguna anterior entrada, es importante acondicionar los esquís antes de guardarlos, limpios y con su baño de parafina.

Pero,  ¿y las botas? No nos olvidemos de ellas, ya que forman una parte importante de nuestro equipo de esquí de fondo, y nuestros pies agradecerán encontrarlas la siguiente temporada en perfectas condiciones.

Recordar que disfrutar o no de una jornada de esquí de fondo depende en gran manera de lo cómodos que nos sintamos con nuestras botas.

Antes de guardar, es importante limpiar con un paño húmedo toda la zona exterior, incluyendo la suela y sacar y lavar las plantillas interiores. Mientras aprovechar para ventilar bien.Botas esquí de fondo

Una vez secas, volver a colocar las plantillas. Prestar atención en que queden perfectamente lisas y en su sitio. No hay nada que de más rabia que cuando vayamos a calzarlas la próxima temporada, nos encontrarnos con alguna incómoda arruga que nos lastime el pie.

Es importante que antes de guardar las botas estén perfectamente secas, ya que la humedad origina moho y malos olores.

Es recomendable recolocar la lengüeta y abrochar los cordones (sin apretar demasiado)  para que no se deformen.

Una buena opción es rellenarlas con papel de periódico. De esta forma conseguiremos paliar las deformaciones que habrán originado su uso durante la temporada.

 Guardar en un lugar seco, protegidas del polvo. Podemos guardarlas dentro de la misma bolsa porta-botas y tenemos la opción de incorporar algunas bola antibacterianas, que actúan como desinfectantes.

Botas esquí de fondoSi seguimos estos consejos al guardar las botas de esquí de fondo, tendremos la seguridad de encontrarlas en perfectas condiciones el primer día de esquí de la próxima temporada.

Compártelo:
Share

Como conservar las botas de esqui de fondo

Bota y tabla esquí de fondo

Bota de esquí de fondo – modalidad clásico

Un gran número de esquiadores, y especialmente los principiantes, subestiman a menudo la importancia de las botas. Sin embargo, la bota es la conexión entre los pies y los esquís, por ello constituye un elemento muy importante del equipo. La elección de un par de botas según la técnica y nivel es primordial. También es fundamental elegirlas que se adapten a la morfología del pie de cada uno.

Y no menos importante es realizar un mantenimiento  para conservarlas en perfectas condiciones de higiene y mantenerlas impecables durante años. En esta entrada queremos dar unas normas básicas para conservar las botas de esqui de fondo.

Las botas de esqui de fondo, están fabricadas en plástico más o menos rígido con un forro interior más o menos confortable, dependiendo del fabricante y el modelo. Algunos modelos incluso pueden llevar un botín interior, extraíble, confeccionado en neopreno o tejido similar que contribuye al confort, la limpieza y durabilidad del producto.

Es importante tener en cuenta que la mayoría de modelos no llevan membrana, por lo cual no resultan 100% impermeables.

405292_10150493940607680_723181738_nDespués de unas horas de esquí las botas cogen humedad, e incluso, dependiendo del tipo de nieve o de la climatología, notaremos el interior  empapado, debido a las precipitaciones de agua o nieve o, al propio sudor.

Es  importante realizar la operación de secado lo antes posible para evitar que las botas cojan moho y malos olores debido a la humedad.

Para un buen mantenimiento, después de esquiar, al llegar a casa, lo primero que haremos será  limpiar con un paño húmedo la parte exterior de la bota, incluyendo la suela. Soltaremos los cordones, abriremos al máximo el botín para que se ventile y dejaremos secar a temperatura ambiente. Así evitamos el desarrollo de bacterias, malos olores y el envejecimiento prematuro  y obtendremos una duración larga de nuestras botas.

Una opción para secado rápido es dejar las botas cerca de una fuente de calor, como estufa o radiador, teniendo en cuenta siempre de no acercarlas demasiado, ya que el material podría no aguantar. Otra opción sería utilizar un secador de pelo, a baja temperatura. Atención!!! prohibido hornos, microondas… Tampoco es aconsejable secarlas directamente al sol.

Si las botas están muy empapadas una buen opción es arrugar papel de periódico y rellenar el interior de la bota con el mismo.  Es importante empujarlo hacia abajo, hasta la zona de los dedos y rellenar hasta la caña. Dejar el periódico dentro entre 12 y 24 horas, a temperatura ambiente para que el papel empape la humedad.

Bota esquí de fondo

Partes de una bota de esquí de fondo – modalidad skating

Las plantillas interiores tienen que ser limpiadas regularmente. Sacarlas previamente de la bota y lavarlas a mano o en lavadora utilizando agua tibia.

Si están muy deterioradas o arrugadas, con la consiguiente incomodidad que esto origina, deberemos cambiarlas.

Los cordones pueden deteriorarse con el tiempo y uso y deben ser reemplazados si es necesario.

En cualquier tienda especializada en esquí de fondo encontraremos todo tipo de recambios para las botas, incluidas plantillas y cordones.

Compártelo:
Share

Cómo medir un pie para saber el número de calzado que necesito

Medir un pie (su proyección, que es la forma de calcular la talla europea) es muy parecido a medir a una persona. Muchos recordamos que, cuando éramos niños, nos ponían de pie junto a una pared y nos colocaban un libro sobre la cabeza, marcando con un lápiz la altura en la propia pared. Luego bastaba con medir la distancia desde el suelo hasta la marca. Pues bien, el sistema es muy similar. Se trata de poner el pie pegado contra una pared y, con un libro, marcar el lugar hasta el que llega. Luego, medir la distancia. Es importante tomar esta medida con calcetines similares a los que van a usarse con el calzado que queremos comprar. También es importante medir ambos pies y elegir el tamaño mayor (muy pocas personas tienen los pies idénticos).

En cualquier caso, para que la medida sea correcta hay que estar de pie y con el peso del cuerpo repartido entre ambos pies.como medir un pie En la imagen puede verse el sistema apropiado de medida. Se puede utilizar un folio en blanco, pero es importante que esté justo contra la pared y no se mueva.

Luego añadimos 7 mm para conseguir la medida del pie en actividad y ya sólo se trata de aplicar esta tabla. La talla que hay que elegir es la del tamaño inmediato superior. Por ejemplo, si el pie en actividad mide 258 mm, elegiremos la talla 39.

Hay un último apunte que realizar. Con este sistema estamos midiendo la largura, pero no la anchura. La mayoría de los zapatos tienen, en su parte delantera, una forma que va estrechándose. Pues bien, las personas que tienen pies anchos, es posible que necesiten una talla algo mayor, ya que el estrechamiento del calzado hará de tope y no permitirá utilizar toda la longitud del zapato.

Hay diferentes sistemas de tallaje. En nuesto país los más comunes son el europeo y el UK (Reino Unido). Este último es el más utilizado en  la mayoria de marcas de calzado deportivo.

Todos los sistemas de tallaje toman como base la medida del pie para luego aplicar distintas fórmulas.

TABLA DE CONVERSION CALZADO 

Sin título2

 

Compártelo:
Share